NO TOMES TANTOS ANTIDEPRESIVOS Y RÍETE HASTA DE TU SOMBRA

Tres buenos chistes de lavadoras.

¿En qué se parece un hombre a una lavadora?
En que los dos los manejan las mujeres.
---
¿En que se parece un hombre y una lavadora?
que los dos funcionan con polvos!
---
Un hijo, le quiere regalar una lavadora a la mamá y encuentra una promoción: 
"por la compra de una lavadora le obsequiamos una licuadora",  

El hijo que es muy bueno, la compra y la meten dentro de la caja de la lavadora. 
A los pocos días llama a la mamá, que vive en el campo:

Mamá, ¿cómo te va con la lavadora?

Bien hijo, con la grande bien, pero la pequeña, la ropa interior me la hace trizas.

No hay comentarios: