INICIO * CONTACTO * POEMAS ÁNGEL REYES BURGOS * POESÍA ERÓTICA * IMÁGENES * REFLEXIÓN * NOVELAS * AMOR * SENTIMIENTOS * HUMOR * VÍDEOS...
PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS DE NAVIDAD EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC DE HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.
NO TOMES TANTOS ANTIDEPRESIVOS Y RÍETE HASTA DE TU SOMBRA

La venganza de las judías. Frijol mexicano. Humor


Soy de Lepe y en mi familia jamás comimos fresas, mi padre decía que en su casa no se comen esas mariconadas, quizás por que teníamos un huerto de judías y se sentía frustrado de vender tan pocas, mientras las fresas las vendían en todo el mundo.

Mi madre me crió a base de biberones de jugo de judías que hacia en la licuadora por que decía que los niños se veían mas robustos, no entendía que yo siempre estaba hinchado como los globos de los gases.

Mi madre se puso a dieta por que estaba como una mesa camilla y ya rebosaba de la cama y de las sillas…pero una noche que se despertó a las cinco de la mañana con mas hambre que carpanta, que se comía los cordones de los zapatos imaginando eran espaguetis a la carbonara, por que le echaba carbón molido por encima, se levantó de la cama y a mi papá lo despertó por que rodó hacia donde ella estaba y se cayó al suelo. 

Se fue a la cocina y sacó una olla de judías que tenia echa para el día siguiente y diciendo…
a tomar por culo la dieta, se la zampó enterita.

Mi papá se volvió a acostar después de ponerse un paño con agua en la frente para bajar el chichón que le salió del porrazo y ella llegó y se acostó de nuevo y lo atrajo hacia su parte y se dio por derecho de nuevo en la frente y aunque estaba blandita le dolió.

A las siete de la mañana me despertó los gritos de mi padre… ¿Dónde vas Prudenciaaa?

 Tírate un peo chiquillaaaa, Corrí a la habitación de mis padres y allí flotando estaba mi madre como un globo camino de la ventana que como era verano estaba abierta…
Mi padre fue a cogerla cuando tenia el cuerpo fuera pero se agarró de sus zapatillas y mi mamá salia a recibir al sol que ya estaba saliendo.

Corrimos fuera de la casa y otra vez le gritó mi papá al ver que cada vez subía más alto, 

Prudenciaaa, haz lo que me haces a mi en la cama cuando me tapas con las sabanas, que te juro no voy a vomitar esta vez…y yo le gritaba al verla cada vez más lejos…mamáaa
No me dejes, pedorreate por favoooor…
De pronto sonó como un estampido y del cielo llovía algo marrón con trocitos blancos y mi mamá en lugar de caer al suelo como pensábamos, salió como un avión a reacción hacia las nueves y pasó entre dos cazas del ejército que estaban haciendo maniobras.

La vimos por televisión en las noticias de las tres agarrada a una antena de la estación espacial y solo era su pellejo pegado a los huesos, se había vaciado por completo pero se le veía felicidad en su cara. Yo miré a papá y le dije…mira, consiguió lo que quería, la verdad es que la dieta le ha funcionado y me dio por reírme aunque no quería y mi papá me miró muy serio y me dijo…no seas tan cabrón Jodoncio, al fin y al cabo era tu madre…

Nunca me gustó el nombre que me pusieron, Jodoncio, una vez que le pregunté a mi papá porque de ese nombre me dijeron que cuando se casaron eran tan pobres que no querían tener hijos y al quedarse mi mamá embarazada el le dijo…Prudencia, ya estamos bien jodidos…y me pusieron el nombre de Jodoncio. 

Mi papá quería mucho a mi madre y al día siguiente hizo una gran olla de judías, quería reunirse con ella en la estación espacial, pero no le salió la cosa como el esperaba...

Estaba muy delgado y siempre llevaba el cinturón del pantalón muy apretado para que no se le cayera, se zampó los cinco kilos de judías que hizo y antes de terminar lo vi como se inflaba de la cintura para arriba, pero como no tenia grasa como mi madre, al parecerse al muñeco de Michelin por arriba, desde la correa del pantalón explotó y salió esa parte del cuerpo por la ventana y el resto se quedó sentado.

Corrí fuera y allí estaba agarrado con la mano izquierda a un melocotonero y con la derecha había cogido un melocotón que se llevó a la boca, le había dado un mordisco pero murió antes de masticar por que los pulmones con la explosión se habían salido y no podía respirar…me acordé de lo que siempre le decía mi papá a mi madre, Prudencia, una comida sin fruta, es como un marinero que llega a puerto y no va de putas…pues mi papá no se fue al otro barrio sin tomar su fruta.

Segunda parte será la rebelión de las judías, guerra contra las fresas…

Ángel Reyes Burgos

La venganza de las judías
Código: 1402090104658
Fecha 09-feb-2014 13:42 UTC

Licencia: Todos los derechos reservados.

No hay comentarios: