NO TOMES TANTOS ANTIDEPRESIVOS Y RÍETE HASTA DE TU SOMBRA

Separando a la pareja de perros


Una señora estaba cansada de ver una pareja de perros realengos que se larnpasaban a todas horas "en esos menesteres" al frente de su casa.
Un día se hartó y decidió llamar a la policía, pero el oficial le dijo que ellos nada podían hacer.
Luego ella recordó que uno de sus vecinos era doctor en veterinaria y lo llamó por teléfono:
- Mire, ¿ya ha visto la pareja de perros realengos que se la pasan... bueno, usted sabe... aquí al frente de mi casa? ¿Qué me recomienda para que se vayan a otro lado a hacer lo suyo?
- Pues trate de espantarlos con una escoba o algo así...
La señora cuelga y trata de asustar a los perros con su escoba, pero de nada sirvió, así que volvió a llamar al doctor: -

Traté lo de la escoba pero siguen ahí, ¿qué más puedo hacer?
- Pues écheles agua fría encima, quizás eso resulte...
Ella se prepara su cubito de agua fría, se les acerca y les vira toda el agua encima, pero los perros seguían en lo suyo como si nada. La señora, ya desesperada, vuelve a llamar al vecino.
-

Ay mire, he tratado todo lo que usted me ha dicho pero no sirve de nada... ¿no tiene otra sugerencia para que dejen eso?
-
Pues trate llamándolos por teléfono.
- ¿Llamarlos por teléfono?
¿Y usted cree que eso funcione?
-
Bueno, hoy conmigo ya ha funcionado tres veces...

No hay comentarios: