NO TOMES TANTOS ANTIDEPRESIVOS Y RÍETE HASTA DE TU SOMBRA

PARTO


Una señora fue con sus dos niños a visitar una amiga al hospital.
Mientras ella hablaba con su amiga,
los niños salieron a caminar por los pasillos,
cuando vieron una puerta que no estaba cerrada
y ambos metieron sus cabezas para ver que había dentro.
Era la sala de partos y en ese momento ocurría uno.
Los niños vieron cuando el doctor sacaba al recién nacido y le daba una nalgada que lo hacía llorar..
- ¿Viste como le dio ese doctor a ese niñito?
-le dijo uno de los niños al otro.
- Se merecía esa nalgada,
tú viste donde estaba escondido!!.

No hay comentarios: