NO TOMES TANTOS ANTIDEPRESIVOS Y RÍETE HASTA DE TU SOMBRA

Miénteme Pinocho, chistes perversos


Llega una mujer al médico y le dice: 
Doctor, doctor, tengo el clítoris como el hueso de una aceituna. 
Y le dice el doctor ¿Por lo duro que lo tiene? 
Y le responde la mujer NO, POR LO CHUPAO...
---
Padre, confieso que estoy enamorada de usted. Sé que esta mal porque usted es cura. 
¿Cree que me salvaré? 
Te vas a salvar porque tengo una boda dentro de cinco minutos, que sino, no te salva ni Dios.
---
En una pollería 
¿Tiene los huevos frescos? 
Pues no, pero si es un capricho me pongo hielo.
---
Era un espermatozoide tan bobo, tan bobo, que le llamaban: el tonto de los cojones.
---
Está una pareja haciendo el amor y dice ella.
Pepe, eres un monstruo,
Tú si que eres fea, hija de puta
---
Un general que era gay llama a un soldado y con el aire marcial del ejército le dice:
Soldado Godínez. A sus órdenes mi General
Soldado, le ordeno que me haga el amor
Perdón mi general no le entiendo.
Que le ordeno que me haga el amor o lo encierro 6 meses, por insubordinamiento.
Ante la amenaza de encarcelamiento, el soldado accede y una vez que el General se pone en posición, el soldado saca su arma y se dispone a ejecutar la orden.

Todo va transcurriendo normalmente hasta que el soldado, invadido por la calentura, se pone cariñoso y le empieza a besar el cuello al General, por lo que el general se levanta rápidamente y le dice:
Momentito, soldado, sin mariconerías por favor...

No hay comentarios: