NO TOMES TANTOS ANTIDEPRESIVOS Y RÍETE HASTA DE TU SOMBRA

Ladrón cogido...


Un ladrón, linterna en mano, entró a una casa a hacer de las suyas.

Cuando estaba escudriñando por la cocina en busca de la platería escuchó una
voz que le dijo:
-Jesús te está mirando
El ladrón se sobresaltó, apagó la linterna e inmediatamente se puso a
averiguar de dónde salía esa voz.
-Jesús te está mirando-, volvió a escuchar.
Así que encendió nuevamente su linterna y vio, encerrado en una jaula, a un
loro que le repitió:
-Jesús te está mirando
El tipo se rió y le respondió:
¿Y tú quién eres?
Soy Moisés-, contestó el loro.
¿Y quién fue el imbécil que te puso Moisés?
El mismo imbécil que le puso Jesús al doberman que está detrás de ti.