NO TOMES TANTOS ANTIDEPRESIVOS Y RÍETE HASTA DE TU SOMBRA

bragueta abierta


UN HOMBRE YA MADURO CONTRATO UNA SECRETARIA. ERA UNA MUJER JOVEN, INGENIOSA, GENTIL Y SOBRE TODO MUY HERMOSA.
UN DIA MIENTRAS TOMABA DICTADO, NOTO QUE SU JEFE TENIA LA BRAGUETA ABIERTA.

TERMINO EL DICTADO Y SE DISPUSO A SALIR DE LA OFICINA CUANDO, ANTES DE CERRAR LA PUERTA, DIJO:
POR CIERTO SEÑOR, LA PUERTA DE SU CUARTEL ESTA ABIERTA'.
EL HOMBRE NO ENTENDIO EL COMENTARIO; NO OBSTANTE, AL POCO RATO SE DIO CUENTA DE QUE EL CIERRE DE SUS PANTALONES ESTABA ABAJO.

AL HOMBRE LE HIZO GRACIA LA MANERA QUE SU SECRETARIA SE HABIA REFERIDO AL PEQUEÑO INCIDENTE Y DECIDIO APROVECHAR LA OPORTUNIDAD PARA COQUETEAR UN POCO, POR LO QUE LA LLAMO A SU OFICINA:

DIGAME, SEÑORITA, CUANDO VIO QUE LA PUERTA DE MI CUARTEL ESTABA ABIERTA, ¿POR CASUALIDAD NO VIO TAMBIEN UN SOLDADO EN POSICION DE FIRME?

OH , NO SEÑOR! LO UNICO QUE VI FUE UN VETERANO DE GUERRA SIN FUERZAS ECHADO ENTRE DOS VIEJAS MOCHILAS DE CAMPAÑA