INICIO * CONTACTO * POEMAS ÁNGEL REYES BURGOS * POESÍA ERÓTICA * IMÁGENES * REFLEXIÓN * NOVELAS * AMOR * SENTIMIENTOS * HUMOR * VÍDEOS...
PARA QUE NO TE ENGAÑEN EN LAS COMPRAS DE NAVIDAD EN MEDIA MARKT, ES IMPORTANTE QUE LEAS ESTE ENLACE PULSANDO aquí. LA PC DE HP COMPAC QUE COMPRÉ HACE UN AÑO, ESTÁ YA EN LA BASURA.
NO TOMES TANTOS ANTIDEPRESIVOS Y RÍETE HASTA DE TU SOMBRA

A 'tu cosita rica' le vamos a llamar 'la prisión' y a 'este muchachón' le vamos a llamar el prisionero,


Llegan unos recién casados a un hotel y la inocente muchacha le dice al marido:

Amooooor, yo no se de estas cosas, así­ que me vas a tener mucha paciencia y me tienes que enseñar.
Mi vida -le dice-, a partir de este momento, a 'tu cosita rica' le vamos a llamar 'la prisión' y a 'este muchachón' le vamos a llamar el prisionero, así­ que vamos a comenzar metiendo al prisionero en prisión.

Después del primer polvorín que dicho sea de paso fue toda una faena, el tipo se tira boca arriba en la cama, pero la muchacha quedó con la miel en la boca y muy entusiasmada le dice al marido:
Amoooor, el prisionero no esta cumpliendo su condena y esta fuera de la prisión'.
El esposo muy entusiasmado por la fogosidad de su mujercita le dice: Vamos a meterlo en prisión otra vez.
Y siguen con el segundo....
Pero la muchacha es bastante golosa y le dice:
Mi viiiiidaaaa, el prisionero esta fuera otra vez
Se levanta el tipo como puede y no con tanto entusiasmo, con las piernas temblando como ternero recién nacido, y va por el tercero.....
Al terminar se tira en la cama, exhausto.
Pero la muchacha le vuelve a decir:

Papi,el prisionero se volvió a salir

Le contesta el esposo, desesperado:
No jodas, carajo: tampoco es cadena perpetua...

VIEJITOS


En un autobús repleto de viejecitos, en una gira especial a Lourdes para
gente de tercera edad, una viejecita le toca el hombro al chofer y le brinda
un buen puñado de cacahuates (maní) sin cáscara.
..El chofer sorprendido le da las gracias y se los come con agrado.
.Cinco minutos después, la abuelita repite, el chofer vuelve a agradecerle el
gesto y se come los cacahuates.
..Cinco minutos mas tarde, la anciana viene con otro puñado.
El chofer ya no puede comer más y le pregunta:
..- Dígame abuelita, es muy gentil de su parte atiborrarme de cacahuates, pero
¿usted no cree que, a lo mejor, sus cuarenta amigos y amigas querrían también unos pocos?

..- ¡ No se preocupe joven!, no tenemos dientes para masticarlos y sólo
chupamos el chocolate que los recubre!